26 de noviembre de 2015

Un domingo contigo


Es tu flojera inmensa sumada a la mía,
tu acumulado cansancio sobre mi regazo,
esa melena en mi cara diciéndome buen día,
y aquella traviesa mano acariciándome el falo.

Tu boca en mi pecho haciendo cosquilla,
mi mano en tu espalda tallándola despacio,
el sueño que se nos va escapando de puntilla,
con ese triste cielo que no deja de estar nublado.

Esa deliciosa piel apretada junto a la mía,
como una gatita buscando el calor humano,
con esos carnosos pechos entre mis costillas,
ese ronroneo de estar a gusto entre mis brazos.

Nuestro gato durmiendo en una esquina,
veo que la hora del desayuno ya ha pasado,
siento tu mano pasar del falo hacia las bolillas,
ya sin contenerme bajo hacia tus nalgas excitado.

Me encantas cuando no estás tan sumisa,
y me tomas cada vez que quieres tu pedazo,
aunque a veces logro resistirme a la conquista,
la humedad de tu sexo en mi muslo es demasiado.

Con mi falo correspondiendo a tus caricias,
dos dedos perdidos en el agujero equivocado,
aquella boca tuya tragándome con tanta malicia,
yo feliz de volver a ser tuyo sin habérmelo deseado.

Te subes encima mostrándome una sonrisa,
muerdes tu labio mientras te vas acomodando,
mis manos en tus piernas y tus pezones a la vista,
puedo asegurar al mundo que soy el más afortunado.

Luis de BurgEl Demonio de la Cámara Oscura


14 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Jajaja... muchas gracias, hacía tiempo que no escribía en rima, y aunque no lo creas, no me es tan fácil, demoré toda una noche en escribirla, y medio día en corregir, hasta que quedó supuestamente perfecta, pero, no te imaginarás, justo ahora, acabo de corregir la tercera estrofa, no sonaba muy bien, como que tropezaba en la idea de estar dedicándole estas palabras a la mujer que amo, y se torcía a tercera persona, una sola letra puede cambiar toda la frase, es más que una rima, es una narrativa, escrita sin ninguna intensión, que la de explicar aquel momento romántico al despertar tarde en ese medio día del domingo... aunque termino tropezando con el morbo, intento sólo explicar al detalle, los acontecimientos normales que tiene una pareja al despertar en su día libre, donde juega el amor, la pasión y el deseo puro y sin complejos ni miedos... espero que te haya gustado, un abrazo...

      Eliminar
  2. Amor y deseo consumado, lo has sabido conjugar con un muy buen resultado. Felicitaciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias San... aunque la verdad, sólo una vez tuve esa sensación, la tengo grabada en mi piel, en mi alma y en mis huesos, y es justamente a esa persona que se la dedico, no hago más que extrañar su humor, su aliento, su ternura, su locura y su calor, en cada amanecer de cada domingo, su facilidad de encender mi pasión, mi morbo, mi perversión.... aveces se me cruzan vivencias, que no sé si son reales o no, al menos trato de plasmarlas en letras, por si ella existiera y se atreva a buscarme en mi eterno rincón... como le dije a Neo, hace mucho que no hacía rimas, me demoré un poco, pero estoy contento, porque tu comentario me indica que te ha gustado, y eso, no tiene comparación, me has pintado una sonrisa y has logrado calentar mi corazón.... te quiero mucho

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Muchas gracias... a mí también me fascinó mucho escribirlo, ahondado en mi tristeza de despertar nuevamente solo, los recuerdos me atravesaban el alma, crucificado allí en mi colchón preso de mis demonios, voy sintiendo como la vida se me escapa, y la esperanza de tenerla una vez más hizo que escribiera este episodio, que guardo baje llave en mi cerebro para no olvidarla, esta gastado y traslúcido incluso ya ni se ve el morbo, la vida es sólo un cuento donde no hay finales felices, tan sólo palabras...

      Eliminar
  4. Describís una buena manera de compartir la flojera del domingo.
    Interesante la descripción de una mujer ronroneando, buscando calor humano y a la vez ofreciendolo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigo, esa era justamente la intención, describir la mejor manera de compartir la flojera del domingo, entre las horas perdidas de la mañana de estar dormitando, sin ganas de hacer nada, más que la de seguir dormidos, hasta que el hambre apremie y nos obligue a levantarnos para almorzar, bueno, después de una mañana de sexo, lógicamente uno termina hambriento, son momentos inolvidables que todo humano merece vivir, además, todo hombre realmente merece tener una mujer así, que ronronee cada domingo al despertar, y no sólo buscando calor, también ofreciéndolo... saludos

      Eliminar
  5. Me encantaaaaa verte versar, Luis, y qué pocos poemas escribes, deberías dedicarte a escribir más, porque tus versos desprenden un erotismo y sensualidad enorme, ha sido un placer leerte.

    Me encantan estos versos:

    "Tu boca en mi pecho haciendo cosquilla,
    mi mano en tu espalda tallándola despacio,
    el sueño que se nos va escapando de puntilla,
    con ese triste cielo que no deja de estar nublado."

    Tu mano talla la espalda de su cuerpo mientras la pintas caricias con el pincel de tus dedos.

    Un placer haber estado aquí, Luis.

    Un beso dulce de seda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wow.... y un lujo tenerte como visita, no sabes cuanta alegría me da ver tu comentario, te pules en cada letra, palabra y frase escrita, lo vas adornando con perlas, como lo haría una sirena en el fondo del océano, esperando que el que lo vea, se enamore de tus huellas, de tu feminismo insertado en cada letra, de tu misticismo concentrado, que aunque siniestro y oscuro, desprende ese olor a hierba y a hembra, con esa coquetería inmensa que bloquea todo sentido, haciéndote querer aunque nadie sepa quién está detrás de esas perlas... escribo pocos versos porque no me creo un poeta, sólo soy un escribidor, que traduce al español, lo que sus demonios gritan y le susurran en aquellas madrugadas siniestras, donde la luna se esconde y el silencio impera, soy un pobre y triste peón, un esclavo de sus emociones, un títere de sus ilusiones, un esquizofrénico que no sabe a ciencia cierta si vive o muere... gracias por pegar la estrofa que más te ha gustado, es sin lugar a dudas, un momento extra romántico, es mi parte favorita de estar tirados en la cama, sentir su piel pegada a la mía, su boca haciendo cosquilla, y mi mano tallándola despacio, desde la espalda hasta los glúteos, sentirme dueño de todo su cuerpo, dueño de todo su mundo... un placer tenerte en mi blog, ya te extrañaba, te dejo pintado un beso endemoniado en cada uno de tus glúteos, aquella carne blanca que adornas con perlas...

      Eliminar
  6. Los versos siempre me resultaron difíciles, por eso admiro tanto a quien es capaz de expresarse en rima
    Todavia tengo grabada en mi mente,en mi piel y en mis huesos una experiencia parecida,duró todo un fin de semana, de un glorioso viernes hasta un sublime domingo y hasta el tiempo se alió con nosotros, una tormenta hizo que estuviesemos durante horas sin luz...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... pues... me hubiese gustado ser yo aquel afortunado... me hubiese gustado que me recuerden, como lo acabas de hacer tú... con esa sonrisa mezclada con tristeza, ahondando en tus recuerdos, añorando el momento vivido, tratando de regresar en el tiempo, no para cambiarlo, sino, para gozarlo, como si fuera hoy, sin que él sepa que has regresado en el tiempo, sólo tú, repetir tus mismas frases, decirle cosas que no te hubieses atrevido antes, y hacerlo sin prisas, observando cada detalle, saboreando cada beso, cada te quiero, alargando las miradas, los mimos, liberando suspiros, y soltando unas lágrimas, decirle que no te haga caso, que estás loca, sensible, pidiéndole que recuerde ese momento para siempre, porque uno nunca sabe, qué podría pasar mañana, que tú lo guardarás en lo más profundo de tu alma, él te mirará como si fueras una extraña, confundido por las cosas que hablas, y tú reirás como loca, contando los minutos que faltan, abrazándolo bien fuerte, hasta que el pasado se desvanece, y te encuentras aquí, en el presente, abrazando a tu almohada... cuanto daría porque ella se acordara de ese domingo, y de todos los domingos gastados conmigo... yo también desearía retroceder al pasado, aunque, si existiera la manera de hacerlo, estoy seguro, que no viviría el presente, sería la peor droga inventada por el humano, y morirían muchos, intentando vivir para siempre en el pasado... gracias por comentar en este post, es uno de mis favoritos... quizás no lo elimine nunca... un beso gigantesco para ti...

      Eliminar
  7. Lo recuerdo con una gran sonrisa, fue un gran fin de semana, solo salimos de la cama el sábado a las 3 de la mañana para comprar tabaco y ya de paso tomar un whisky, se que él lo recuerda también, incluso alguna vez lo hemos recordado juntos y nos hemos reído.
    Quién sabe si ella también se acuerda de ese domingo, yo apostaría a que así es, que se acuerda.
    Ojala no lo elimines, ojala no eliminases ninguno, pero bueno, teniendo en cuenta que yo eliminé todo un blog con cientos de entradas y comentarios... puedo entenderte jajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... sí... quizás si lo recuerde... bueno, eso espero... sería agradable saberlo... y lo mantenga en su memoria como el recuerdo más bonito que haya tenido conmigo... yo espero no olvidarlo... es un post, que me gustó mucho escribirlo... que me encanta leerlo, cada vez que llego aquí... saber que una vez fui feliz... no fue una vida gastada en vano... gracias por tu chispa, tu alegría... llenas de sonido todo mi espacio, se escucha el eco de tu risa dentro de mi cámara vacía... y eso es agradable...

      Eliminar