17 de julio de 2017

A veces


... a veces abro los ojos y te veo cobijada en mi pecho, es entonces que me doy cuenta que no estoy despierto, con ese leve ronquido tuyo rompiendo el cruel silencio, de esta vieja habitación que aún guarda tus secretos... a veces siento tu olor y la suavidad de tus cabellos, con ese vaivén de tu leve respirar junto a tus senos, la textura deliciosa de tu piel y sé que no es cierto, pero me niego a abrir los ojos y perderte de nuevo... a veces siento la dulce humedad de tu hermoso sexo, tu voz en mi oído preguntándome si es verdad que te deseo, mi sexo atrapado por el dócil jugueteo de tus dedos, y esa boca mágica que lograba levantar hasta los muertos... a veces escucho tu llanto por la esquina del ropero, vuelve a la cama te ordeno fingiendo estar molesto, vienes a mí con tu cuerpo helado y te aferras a mi pecho, yo te seguiré amando sin importar que hayas muerto...


Luis de BurgEl Demonio de la Cámara Oscura


10 comentarios:

  1. Un impacto el final, no lo esperaba.
    Pero está bien que la memoria la retenga, que esa mujer esté presente en los sueños. Es para mantener los ojos cerrados. Es amor lo que describís tan inspiradamente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a veces simplemente se me cruza una idea, no me deja dormir hasta que esté completa, son días de insomnio que a veces odio, pero cuando logro terminar mi escrito, me siento completo, como un orgasmo que por fin te hará dormir tranquilo... y para serte franco, el verso final era el verso del comienzo, pero a la hora de publicarlo decidí darle esa cuota de sorpresa, y ponerlo al final, aunque el orden de factores no molesta a la suma, en una historia lo implica todo, y gracias a tu comentario, sé que fue la mejor decisión... y quién no quisiera un amor así? es quizás lo que soñamos todos, un amor que logre desafiar la muerte, o no es así?... gracias por la visita amigo...

      Eliminar
  2. Ainssss como me alegra volver a saber de ti, amigo Luis, pero que alegría me ha dado volver a leerte en mi blog y volver a leerte en el tuyo, graciass por volver.

    Impactante me ha resultado el final.

    Deseas su piel, oler su sexo, tocar su lengua, recorrer sus secretos, abrir su cielo.y hacerlo tuyo... Entre la danza y el pensamiento .


    Un beso enorme.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... y no sabes el gusto que me dio, llegar aquí, después de un año entero, castigado de no poder escribir, y encontrar un comentario tuyo diciendo que me extrañabas y hasta preocupada por mí... me dieron ganas de ir a buscarte, abrazarte fuerte y no soltarte... se me hinchó el pecho, se me derritió el alma, nunca nadie me había dedicado palabras semejantes, me hiciste sentir importante, y eso, de verdad, no tiene precio, ni aquí ni en la china, no tiene precio... no sabes lo feliz que. e hiciste sentir, y más aún el saber que seguías aquí, en este mundo siniestro, escribiendo tus textos llenos de pasión, lascivia, morbo, erotismo, líbido, y que no habías cambiado ni un poquito... me dio gusto encontrarte, y más aún el saber que no me has olvidado... un besote para ti, gracias por venir, gracias por ser así...

      Eliminar
  3. Que perdida ando ¿verdad?
    Gracias por venir a visitarme y dejar tus amables y cariñosas palabras, siempre amable Luis. Hoy entré a leer a los amigos y pinchando sobre vuestros nombres, he visto que bloger dice que tu comentario fue borrado por un administrador, creo que ese administrador no fui yo, pero bueno no importa yo leí y disfruté sabiendo que sigues cerca.
    Yo ando un poco mal de tiempo y solo publico los jueves y no todos, pero intento no dejarlo.
    Tu texto rezuma amor, Luis. Tierno y delicado con un soplo ligero.
    De nuevo gracias, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... gracias San, no sabes cuanto te lo agradezco, que te hayas tomado tu tiempo para venir hasta aqui y aclararme lo sucedido... yo cuando lo vi, me dice varias ideas, suposiciones, entre una de ellas, estaba la que nos habíamos peleado, y que no nos hablábamos por culpa de la riña entre ambos, y que lo había olvidado... entonces, mi duda era, le vuelvo a comentar, pidiendo explicaciones? o simplemente espero que ella me hable a mi... y como verás opté por la segunda opción, jejeje, y que bueno que no hayamos peleado... yo tampoco dispongo de mucho tiempo, por ello desaparezco, porque hacer una cosa a medias no es lo mío, y ahora tengo tiempo de sobra, por eso estoy aquí, tratando de ponerme al día... qué bueno que te gustó, aunque en la imagen no estaba muy seguro... gracias por la visita, un beso gigante para ti...

      Eliminar
  4. Hola Luis, yo recién te conozco gracias a tu visita en mi blog, comienzo a leer tus hermosos textos y me quedo encantada de tu sensibilidad y la exquisitez de tus leras .
    Es un placer, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... muchas gracias Hanna, no sabes lo feliz que me hace tu comentario, verte aquí entre mis amigos, leyendo lo que escribo, me hace muy feliz... y tienes razón, no nos conocemos, pero da la sensación que si, será que hablamos el mismo léxico? jajaja... pues, te cuento que leí sin querer un comentario tuyo, y me dieron ganas de saber más de ti, y no sabes la sorpresa que me di al leerte, eres realmente fascinante, una escritora fenomenal, y no aguanté las ganas de dejar mi huella, dejarte dicho lo que me hicieron sentir tus letras, tampoco quise incomodar con mi presencia, pero ahora que estás aquí, me siento más seguro, de que nuestra amistad podría ser más duradera... gracias por venir, el placer es todo mío... besos...

      Eliminar
  5. Este post es tremendo y fascinante!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. wow!!! jajaja... gracias, muchas gracias... no había recibido tanto halago en mi vida, así que estoy recontra emocionado, con el ego hasta el cielo, y con la humildad sujetándome fuerte del suelo, para que no salga volando y perderme en el universo... encantado de tenerte aquí, y emocionado, con muchas ganas de visitarte y leerte de nuevo, esperando ansioso tu regreso... te dejo colgado muchos besos...

      Eliminar