9 de agosto de 2017

Un amor sin condición


... no importa que sólo quieras jugar conmigo, mientras me des tregua entre capítulo y capitulo... que al final de cuenta, nadie resulta ganador en este juego, donde todo el mundo sale vencido... ven y miénteme, aunque sea un poquito, que la mentira más dulce se agradece hasta el infinito... y que las migajas de un amor sin condición, es el único alimento que hoy nos mantiene vivos...


Luis de BurgEl Demonio de la Cámara Oscura


6 comentarios:

  1. ¿Importa realmente lo que sucederá después si lo que está sucediendo es intenso, como la ilustración lo muestra? ¿Importa que no duré si mientras tanto hace feliz a uno, tal vez a los dos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... yo respondería con otra pregunta... acaso existe algo que dure para siempre?... porque el amor más puro, el amor más fuerte, se corrompe, se oxida, se enfría, se gasta, se muere... y es que el humano no ha logrado comprender aún, que el amor no es el combustible que da vida, ni el que mueve el planeta, es la armonía, la paz, la risa, mientras que el amor, es simple ironía, una fantasía que nos hace tropezar, una enfermedad incurable que nos arrastra a la tristeza y la depresión, hay que amar quizás, pero en medida, consumirlo como el alcohol, sabiamente, para no causar estragos, ni molestias a los demás, quizás debería existir una frase que diga "ame con moderación, no ame porque es dañino, cuide su salud metal amando poquito, aprenda a controlar sus sentimientos para que no le haga daño a los demás, ni se haga daño a usted mismo" qué se yo, algo así.. por eso siempre digo, es bonito amar pero en libertad, no importa si es poquito...

      Eliminar
  2. En esas circunstancias de gran necesidad, cuando son consentidas, las mentiras se agradecen.
    Me gustaron tus palabras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... muchas gracias Neo... a veces es bueno mentirse, saborear un momento como suyo, con los pies en la tierra, claro, bien sujetos al suelo, quizás saltar un poquito, pero nada más, evitando salir volando, donde el sol con su calor derrita nuestras alas, y caernos al vacío infinito de la tristeza y la depresión... saborear como nuestro, entretejer un cuento, que sabemos que pertenece al mundo de los sueños, y porqué no, un pasaje a otro universo, a una dimensión donde todo es posible, mientras dure, ese instante, ese capítulo, y luego, simplemente, volver a nuestra rutina... ser de alguien sin serlo, y que sea tuyo por un momento, mientras dure, sin reclamos, sin ataduras, sin celos, sin problemas, sin complejos... quizás sea, a donde algún día lleguemos, como humanos, sepamos controlar nuestros sentimientos, quizás allí, seamos completos... un besote, gracias por estar aquí...

      Eliminar
  3. Es tanta la necesidad de sentirse amado, tanta la necesidad de saciar los instintos sexuales, tanta la necesidad de tocar un cuerpo, de comer de la carne, de beber del elixir, es tanta a veces la necesidad tan grande de devorar y saciar el placer, que hasta las mentiras se agradecen en esos momentos aunque parezca triste así es, mi querido amigo Luis, cómo me encanta venir a leer tus entradas y respuestas, tan interesantes que me dejas.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
  4. me gusta leerte y meterme en tus letras llenas de tu mente

    ResponderEliminar